Huracán Florence: ¿están seguros los inmigrantes indocumentados?

Frances Montevilla, Spanish Editor

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






NBC News
Residentes de una comunidad de casas móviles en Wilmington, Carolina del Norte, se habían preparado para el huracán Florence protegiendo las ventanas de sus casas el 12 de septiembre de 2018.

Cuando llegó la semana del 10 de septiembre, los residentes de Carolina del Norte y del Sur fueron obligados a evacuar sus casas debido a que sus estados declararon un estado de emergencia, advirtiéndoles sobre el desastre natural llamado huracán Florence que pronto iba llegar a la costa. Para muchas personas, esto fue fácil de hacer, ya que priorizaron su vida por sobre cualquier cosa.

Sin embargo, también creó miedo para los inmigrantes indocumentados, que tenían conflictos sobre qué hacer en esta situación. Con el aumento de agentes del Servicio de Ciudadanía e Inmigración y Control de Aduanas (ICE) durante el término presidencial de Donald Trump, los inmigrantes indocumentados tenían opciones limitadas de cómo evacuar. Manejar a cualquier lugar fuera del estado era un riesgo para ellos porque había la posibilidad de que fueran detenidos por la policía y se les pedrían que mostraran identificación. Por esa razón, los inmigrantes indocumentados eligieron quedarse en sus casas en vez de buscar refugio.

Según el New York Times, los inmigrantes indocumentados son los más vulnerables a tener sus casas destruidas porque viven en traileres o hogares de bajos ingresos. Cuando los desastres naturales ocurren inesperadamente, están puestos en una situación incómoda porque la idea de ser deportado corre en sus mentes. ¿Deben arriesgar la posibilidad de ser deportados y buscar ayuda del gobierno o quedarse en casa y orar para que no suceda nada?

En situaciones de desastre natural, el ICE toma acciones para asegurar la seguridad de las vidas de los inmigrantes indocumentados. Para esta situación, la agencia federal declaró que no iban a realizar cheques de estado de inmigración. “No voy a usar la terminología garantizar,” dijo Jeff Byard, el administrador asociado para la respuesta y recuperación de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias.

A pesar de que no aseguró completamente que los inmigrantes no estaban sujetos a cheques de estado de inmigración, la organización Cruz Roja dice que no dejan que agentes de ICE entren en sus refugios. Sin embargo, no cambia el miedo de los inmigrantes a ser deportados. Esto es debido a una acumulación de desconfianza para las administraciones estadounidenses.

Además de eso, la falta de comunicación entre los hispanohablantes y el gobierno de los estados de las Carolinas sólo hace que la situación empeore. La razón por la que la comunicación entre ambos lados es débil es porque los avisos de evacuación mandados por su gobierno de su estado sólo se ven en inglés. Esto es donde se confunden sobre qué hacer cuando llegó el huracán Florence porque no comunicaron que los estados de inmigración no serían revisados por agentes de ICE.

Además, hay algunas personas que difunden información falsa a través de las redes sociales. Según el New York Times, hay individuales que trabajan para resolver estos problemas. Por ejemplo, el Pastor Daniel Soto de la Iglesia de Dios Puente de Salvación tomó medidas para asegurar de que la administración de emergencias del estado tradujera sus documentos al español y los distribuyera a todos, además de publicarlos en las redes sociales.

A pesar de que el huracán Florence se ha ido, los inmigrantes indocumentados se preocupan por cómo regresar a sus vidas normales. Los trabajadores agrícolas migrantes, especialmente los que son indocumentados, regresarán a granjas destruidas, muy posiblemente dejándolos sin trabajo por algún tiempo.

En general, sin embargo, los inmigrantes indocumentados tienen más miedo de la posibilidad de que regresen a su hogar a no encontrar nada excepto la presencia de agentes de inmigración. Aunque se dice que ICE se centrará únicamente en la respuesta y la recuperación después del huracán Florence, todavía se sienten inseguros en la búsqueda de ayuda de ellos. En tiempos de crisis, es importante que todos se ayuden y pongan a la humanidad antes que cualquier otra cosa, no dejándolos sin esperanza para su futuro.

image_pdfimage_print