Pros y Cons: ¿La decisión de Trump de reducir la ayuda extranjera a 3 países latinoamericanos es una buena decisión?: “No, la administración está cometiendo un error y solo traerá más problemas para ambas partes”

Brenda Huamani, Staff Writer

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






Recientemente, el presidente Trump ha decidido cortar la ayuda a 3 países centroamericanos, Guatemala, El Salvador y Honduras. El plan es muy nuevo, y todavía no se sabe cómo va a funcionar. Según Vox, más de $700 millones en ayuda será cortado para estos países.

La mayoría de las personas están confundidas debido al hecho de que la administración de Trump está tomando medidas simplemente para hacerlo, no necesariamente porque es una buena idea.

En 2014, el presidente Barack Obama duplicó la ayuda estadounidense a estos tres países debido a la migración masiva. Este dinero se estableció para reducir la violencia y la pobreza que traía a las personas a los Estados Unidos.

Con el corte, estos países se convertirán en los más pobres que nunca y al final, causarán aún más la migración de sus ciudadanos a EE.UU. El recorte pondrá en suspenso los proyectos destinados a fortalecer la seguridad interna en estos países, como programas educativos, subvenciones para el apoyo policial, agentes de seguridad fronteriza y sus empleados judiciales.

De acuerdo con USA TODAY, los ex funcionarios del gobierno de EE.UU. notaban que se estaba haciendo una diferencia con la ayuda proveniente de los Estados Unidos. En Guatemala, los funcionarios de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) hicieron una diferencia al trabajar en las comunidades y al disminuir las tasas de homicidios cada año entre 2011 y 2018. En El Salvador, USAID ayudó a crear más de 20,000 empleos en pequeñas tiendas. En Honduras, la ayuda financiera de los Estados Unidos ha estado ingresando a su gobierno para prevenir la corrupción anterior y para contratar nuevos fiscales y seguridad.

James Nelson, ex embajador de EE.UU. en Honduras, afirmó que la mayor parte del dinero proveniente de EE.UU. no va directamente a sus gobiernos como afirma Trump, sino que se destina principalmente a contratistas de EE.UU., organizaciones sin fines de lucro y otros grupos de EE.UU. bajo USAID.

Aunque han realizado varios estudios que muestran un resultado positivo de la ayuda de los Estados Unidos a estos países, todavía se está cortando.

image_pdfimage_print