El acuerdo entre el Presidente y paises Centroamericanos para limitar la inmigracion

Brenda Huamani, Spanish Editor

El primer acuerdo fue firmado el julio pasado entre los Estados Unidos y Guatemala. Ahora, acuerdos entre los Estados Unidos con El Salvador y Honduras también fueron firmados. Estos acuerdos le da permiso a los Estados Unidos mandar a inmigrantes a uno de estos tres países para buscar asilo o protección ahí.
Le da una excusa a los Estados Unidos de no permitir a los inmigrantes que pasen sus fronteras y también le da un lugar donde mandarlos.
Según CNN, los grupos de defensa de inmigrantes piensan que este acuerdo no es seguro. Piensan que corre el riesgo de poner a estas personas buscando asilo en los Estados Unidos en peligro.
El presidente no sólo enviará a estos solicitantes de asilo de vuelo por el camino en el cual llegaron, sino que también los enviará de vuelta a países conocidos por los altos índices de criminalidad, lo que la convertirá en una decisión muy arriesgada.
Estos países tienen uno de los más altos números de asesinato. Introduciendo a personas de otros países causará caos entre estos países. También hay actividad violenta de pandillas que pudiera causar más problemas con los gobiernos.
La mayoría del tiempo, los países son bien corruptos. Los malos en el país tienen tratos con los oficiales. Algunas veces los tratos se debe de dinero que es pasado. Esto le ayuda a los oficiales ganar más dinero de lo que ya ganan y también le ayuda a los malos en no tener problemas con el gobierno cuando ellos cometen delitos.
No solo está afectando a los hispanos, también gente africana, asiático, del medio oriente y muchos más. Ellos no serán deportados a sus países, sino deportados a uno de estos tres países en donde no conocen a nadie y menos el lenguaje. Aquí en los Estados Unidos hay una gran diversidad en donde pueden encontrar a alguien de la misma raza o por lo menos alguien que hable el mismo lenguaje.
“Estados Unidos, hemos tomado medidas sin precedentes para detener el flujo de inmigración ilegal,”dijo el presidente en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas en septiembre: “Si llegas aquí, no serás liberado en nuestro país. Mientras sea presidente de los Estados Unidos, aplicaremos nuestra leyes y protegeremos nuestra fronteras.”
La mayoría si no toda la gente que se va de su país natal, es por emergencia y necesidad. Muchos de los países de donde vienen no tienen la misma protección ni el mismo sistema de educación; algunos de estos países ni siquiera ofrecen la educación. Algunos de estos países también tienen un gobierno corrupto que no les puede ofrecer nada a su gente.
Estas personas no quieren hacer el paseo de 2000 millas para llegar a un país que les manda de regreso. No van a hacer el camino porque es divertido ni porque no tienen nada mas que hacer. Antes de empezar sus viajes, ellos piensan en sus otras opciones, pero a veces no tienen más.
En mandar a los inmigrantes que fueron rechazados a estos países débiles en Centroamérica, están poniendo más y más presión en estos paises cuando ni siquiera pueden gobernar a sus ciudadanos que ya están ahí.
Estos países no tienen tantas aplicaciones para asilo como los Estados Unidos. Los Estados Unidos recibe cientos de miles de aplicaciones cada año. Por esto, el proceso para ser aceptado dura un tiempo bien largo. Unas personas tienen que esperar hasta más de 15 años para recibir una respuesta. Por esto mismo, los Estados Unidos piensa que es buen idea mandar estos aplicantes a otros países. Pero lo que no se da cuenta es de que el hacer esto, solo pone a la gente en peligro.