Los gran incendios en Australia

Advertisement

Recientemente ha habido múltiples incendios destruyendo los hogares de la gente en Australia. Más de 3.000 casas han sido incendiadas o destruidas.
Las oficinas han cerrados y otras actividades diarias han sido canceladas debido a los horribles niveles de humo.
En un hospital dedicado a los niños en Sídney tuvo un aumento significativo en pacientes que están presentando asma y otros problemas pulmonares durante el último mes.
Esto no sólo está afectando a la gente, sino también a los animales. Sus hábitats naturales se están quemando en llamas y lo que se está haciendo al respecto, no es suficiente.
Han encontrado que los Koalas y los Canguros son los que principalmente han sido afectados por los incendios. Algunas lesiones que quedan en los animales que son rescatados no siempre son tan fáciles de tratar y a veces resultan en sus muertes, pero, el problema no termina ahí.
Han habido múltiples donaciones a diferentes organizaciones relacionadas con los incendios.
Personas de todo el mundo han estado compartiendo y publicando en las redes sociales, reconociendo la crisis que está sucediendo. Los manifestantes marcharon por Australia para decirle al gobierno que tomara action sobre la situación y actuará sobre la crisis climática.
Impulsaron demandas para recibir ayuda para las comunidades afectadas, la transición de las energías renovables y la financiación de los bomberos.
Hablando de ellos, los bomberos se han unido para luchar contra estos incendios forestales durante meses, trabajando sin parar.
Amanda Jackson de CNN declaró que algunos bomberos han “viajado miles de millas de diferentes países para ayudar durante lo que se llama la peor temporada de incendios forestales vista en décadas”.
En esta situación, lo que todos los ciudadanos de Australia necesitan en este momento es la ayuda y el apoyo de otros. El cambio climático está siendo ignorado mientras está sucediendo ante nuestros propios ojos.
Por ahora, los animales no están en un lugar seguro y la gente de Australia está en grave peligro, pero tenemos que reconocer el hecho de que estos incendios no sólo están ocurriendo en Australia.
Los incendios forestales también han estado sucediendo en California. Estos desastres naturales son difíciles de detener, pero no es difícil echar una mano a las personas necesitadas.