Pros y Cons: ¿La decisión de Trump de reducir la ayuda extranjera a 3 países latinoamericanos es una buena decisión?: “Sí, la administración está justificada y es correcta en la decisión de reducir la ayuda extranjera”

Frances Montevilla, Spanish Editor

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






El 30 de marzo, el gobierno del presidente Donald Trump anunció que planeaba recortar más de $ 450 millones en ayuda externa a los tres países centroamericanos conocidos como “el Triángulo del Norte”: Honduras, El Salvador y Guatemala.

El propósito de la ayuda externa es ayudar a los países a mejorar las condiciones de vida y brindar más oportunidades a sus residentes para que no tengan que huir a EE. UU. Según USA TODAY, se puede ver un ejemplo de un proyecto exitoso en Honduras, donde los funcionarios de La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) logró disminuir la tasa de homicidios entre los años 2011 y 2018 al trabajar en comunidades hondureñas para detener la violencia.

A pesar de los pocos proyectos que han tenido éxito, todavía hay una gran cantidad de migrantes que buscan asilo en EE. UU. Por lo tanto, Trump justifica su razonamiento para recortar la ayuda extranjera como una forma de castigar al gobierno del país.

Para la administración de Trump, hay áreas más importantes en las que deberían invertir, en lugar de ayuda extranjera. Según el Ejecutivo del Gobierno, el Departamento de Estado tiene un total de 85 programas culturales y de intercambio, que les ha costado $600 millones. Según un funcionario, a pesar de tener aproximadamente un millón de estudiantes provenientes de diferentes países, Solo el 1% de ellos pasan por los programas. “Así que no es irrazonable pedirle al Congreso que vuelva a gastar $300 millones,” dijo el funcionario.

Según un resumen de la Oficina de Administración y Presupuesto, que hace hincapié en la cooperación de ambos partidos gubernamentales., para abordar la frustración del pueblo estadounidense y los trabajadores federales, la administración planea invertir $ 150 millones en tecnología modernizada que reemplazará a las actuales obsoletas.

A diferencia de lo que esperaban antes, la administración planea tener un presupuesto equilibrado en 15 años, en lugar de solo 10. El recorte de la ayuda externa es razonable en el contexto que permitirá a las futuras administraciones tener éxito en el gasto.

image_pdfimage_print